LOS VENENOS JULIO CORTAZAR PDF

Sus cuentos han quedado para siempre en nuestra memoria. Especialmente este en el que retrata el mundo de la infancia. A Hugo le hicieron una cama en mi pieza, y el lunes fue la sirvienta a traer su ropa para la semana. Era verde con un ojo violeta y azul, toda salpicada de oro.

Author:Zolok Zuzahn
Country:Rwanda
Language:English (Spanish)
Genre:Automotive
Published (Last):2 April 2015
Pages:57
PDF File Size:18.99 Mb
ePub File Size:18.68 Mb
ISBN:154-9-71550-632-4
Downloads:35422
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yozshuramar



Julio Cortazar El sbado to Carlos lleg a medioda con la mquina de matar hormigas. El da antes haba dicho en la mesa que iba a traerla, y mi hermana y yo esperbamos la mquina imaginando que era enorme, que era terrible. Conocamos bien las hormigas de Bnfeld, las hormigas negras que se van comiendo todo, hacen los hormigueros en la tierra, en los zcalos, o en ese pedazo misterioso donde una casa se hunde en el suelo, all hacen agueros disimulados pero no pueden esconder su fla negra que va y viene trayendo pedacitos de hoas, y los pedacitos de hoas eran las plantas del ardn, por eso mam y to Carlos se haban decidido a comprar la mquina para acabar con las hormigas.

Eran buenas pero pavas, y no se poda ugar con ellas. El padre era conceal y tenan 5rpington leonadas. Entonces mi to abri la puerta para el veneno y trao la lata y la cuchara.

El veneno era violeta, un color precioso, y haba que echar una cucharada grande y cerrar en seguida la puerta. Era estupendo, todo alrededor del pico sala un humo blanco, y haba que echar ms barro y aplastarlo con las manos. Esa tarde trabaamos hasta la noche, y a mi hermana la mandaron a preguntar si en la casa de otros vecinos sala humo. Era verde con un oo violeta y azul, toda salpicada de oro.

Como las venas en mis piernas, que apenas se distinguan debao de la piel, pero llenas de hormigas y misterios que iban y venan. En medio de la parte ms ancha y ms verde se abra un oo azul y violeta, todo salpicado de oro, algo como no se ha visto nunca. Esa noche yo me sent un poco solo en mi cuarto, pero por otro lado era una ventaa sentir que todo era de nuevo mo, y que oda apagar la luz cuando me daba la gana.

Carta del doctor 2ederico!

MAKALAH PLTN PDF

Los venenos

.

EL PULGAR DEL PANDA STEPHEN JAY GOULD PDF

LOS VENENOS: AnĂ¡lisis y comentario

.

ASTM D3171 PDF

Campus Virtual ORT

.

Related Articles